Parabrisas de realidad aumentada para hacer los coches más seguros

A veces un accidente precede a la conversión. El caso paradigmático para ejemplificar esta teoría es el de Saulo (Pablo en su nombre romano) de Tarso, a quien un resplandor del cielo le hizo caerse del caballo camino de Damasco.

Este acontecimiento le hizo abandonar su profesión al servicio del imperio y abrazar la fe cristiana. Su leyenda, por icónica y ejemplar, es celebrada y ha sido motivo de numerosas interpretaciones artísticas.

Vitaly Ponomarev no estaba cerca de la ciudad Siria cuando sufrió su accidente, sino en una carretera de circunvalación moscovita, y no montaba un caballo: conducía un Audi A6. La señal causante de su coche tampoco llegó en forma de luz desde el cielo, fue una indicación de un sistema de navegación lo que le hizo apartar durante un instante la vista del parabrisas.

El resultado fue un pequeño accidente de tráfico, sin consecuencias graves. Lo que para la mayoría hubiera supuesto un disgusto y una comprobación de si su seguro cubría los gastos, en el caso de Ponomarev fue el inicio de una conversión tecnológica que le llevó poco después a fundar una empresa que quiere cambiar para siempre la forma en que conducimos para hacerla más segura.

(Visited 12 times, 1 visits today)

Vídeos que te podría interesar

CONTÁCTESE:
close slider