Un nuevo ciberataque pone en duda seguridad de las redes.

El nuevo ciberataque que afectó esta semana a empresas e instituciones de diferentes países, aprovechó, al parecer, un fallo de Windows para expandirse. Se trata de un virus más complejo y peligroso que el que infectó el pasado mayo a miles de ordenadores en el mundo. A pesar de que Microsoft ha asegurado que ya ha diseñado una solución, es muy difícil contar con una red segura. En Alemania, el motor económico europeo, algunas de sus empresas y organizaciones también se han visto afectadas, aunque en una escala bastante inferior a la de Ucrania, que fue el país más afectado. Los objetivos de los ciberataques son muy distintos. Se deben reforzar las regulaciones de los países y aumentar la cooperación internacional para una identificación y persecución penal más efectiva. Tras el ciberataque mundial de WannaCry, muchos expertos afirmaron que se habían reforzado las medidas de seguridad de las redes. Este nuevo ataque pero muestra que queda mucho trabajo por hacer, ya que al parecer, por el momento ni los nuevos sistemas operativos de seguridad pueden evitar estas intromisiones.

(Visited 53 times, 1 visits today)

Vídeos que te podría interesar

CONTÁCTESE:
close slider