Tres algoritmos que se puede utilizar para evitar colas largas

Casi 10.000 personas se paran cada día delante del tondo Testa di Medusa pintado por el turbulento y genial Caravaggio en 1597.

Esta obra maestra del Barroco se encuentra cerca de la salida de la Galería de los Uffizi en Florencia, expuesta en el mismo lugar donde también pueden admirarse El nacimiento de Venus de Boticelli o La Sagrada Familia de Miguel Ángel, dos joyas del Renacimiento italiano.

Con semejantes fondos no es extraño que la galería florentina sea uno de los museos más visitados del mundo, con 3.4 millones de visitantes anuales, y que las colas que se forman en sus puertas hayan llegado a ser tan características como los cuadros o esculturas que se exponen en el interior.

Así pues, muchos de los que se animan a visitar uno de los más populares lugares de Florencia se exponen, además de a un ataque del síndrome de Stendhal (reacción psicosomática bautizada con el nombre del famoso novelista francés y que sufren algunas personas ante la belleza de las obras de arte), a que les dé un ataque de nervios o una lipotimia por las horas de espera.

(Visited 8 times, 1 visits today)

Vídeos que te podría interesar

CONTÁCTESE:
close slider