El centro de alto rendimiento para gamers.

Para los abuelos fue Concha Velasco, que quería ser “artista, ser protagonista. Ser famosa, ser la más hermosa. Firmar talonarios y en el escenario pisar a diario alfombras de rosas”. Después vino Loquillo que le reconocía a su nena que era “un poco payaso” pero estaba convencido de que se convertiría en “una rock and roll star” de trágico destino. Hoy las estrellas del cine y de la música parecen haber perdido pujanza entre los más jóvenes frente a youtubers o jugadores profesionales de videojuegos. Aunque lo que no cambia, claro, es el gesto horrorizado del padre o la madre cuando su retoño, se le acerca con la cantinela de “mamá, quiero ser gamer”.

(Visited 21 times, 1 visits today)

Vídeos que te podría interesar